top of page

SobreMesa



Me encanta empezar con nuevos proyectos creativos, es algo que me apasiona. Pero, simultáneamente, me da demasiada pena cerrar etapas. Siento que el tiempo avanza sin compasión y para mí un nuevo día son 24 horas de creación absoluta. Mientras estaba cenando en Aponiente, disfrutando de los 14 tiempos de una cena maridaje y de la perfección culinaria del Chef Ángel León, vino a mi mente todos los desayunos, almuerzos y cenas que había organizado y asistido en las últimas semanas. Comprendí que amo los universos culinarios. Entonces tenía la idea, la inspiración, pero me faltaba tener un poco más. Con un bocado en la mano y la mirada puesta en el ser que amo, mi corazón tuvo una explosión de alegría. Grité: "SOBREMESA". Vivan las “sobremesas” pero con M de Menta. Entonces, serán “SobreMesas” aquellas que me encantan, las que no tienen fin y acaban en historias, anécdotas, bailes y, quizás, en algo más. Regresé de mi viaje, ya en Lima, empecé a escribir y a investigar el origen y obtuvo tres conclusiones: 1. Las sobremesas tienen un origen griego. Jenofonte o Platón fueron algunos de los filósofos que supieron plasmar mejor que nadie lo que se vivía en un simposio (banquete), para luego pasar a la conversación, filosofía, debate y cuestionamientos. En las sobremesas griegas no estaba permitido la participación de mujeres. Los griegos dotaban a esta práctica de una placentera atmósfera en donde se bebía, se escuchaba o tocaba música, se hablaba y se fornicaba a voluntad; pero lejos de la opulencia surrealista de algunos de los célebres banquetes romanos que, hoy en día, podríamos equiparar con las fiestas más suntuosas y polémicas. 2. La palabra "sobremesa" no tiene traducción a otro idioma, es una palabra en español. Busqué la forma de decirla en inglés y encontré algunas referencias: "to have an after-dinner conversation, to have an after-dinner chat, to have a post-dinner conversation, to have a post-dinner chat". 3. Investigar es algo que me apasiona. Creo que podría haber estudiado antropología o quizás ser detective. Empecé a buscar películas, fotos, escenas, libros con mucho detalle de grandes sobremesas de las cuales hemos sido testigo. Aquí las comparto contigo. Tres escenas de las mejores sobremesas en el cine:






y este libro maravilloso que todo anfitrión debe leer para una excelente sobremesa:

Me ha costado mucho llegar a tener un ejemplar. Creo que he comprado el último que estaba disponible. En estas páginas, Marisa cuenta anécdotas, recetas, costumbres y me ha llenado de mucha inspiración. Gracias Marisa. Pronto te contaré más sobre esta nueva muestra.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
bottom of page