¿Creatividad en tiempos de Pandemia?

Cuando escuchábamos la palabra creatividad siempre la relacionábamos con ocio, relajo, publicidad e inclusive a ese laboratorio que decidieron colocar dentro de la compañía en la que trabajas, para dar a entender que perteneces a una empresa “innovadora”. Lo que nos ha enseñado esta pandemia, es el verdadero concepto de #creatividad. De un día otro tuvimos que trabajar desde casa, con lo que tengamos y podamos. Entonces, regresemos al 16 de marzo, ¿cómo empezamos a operar?, ¿cómo nos organizamos?, ¿cómo hacemos que las cosas sucedan?, o al menos hacemos que las cosas no colapsen, ahí está la respuesta: #creatividad. Al estar en el mundo corporativo desde muy joven y hasta abandonarlo para dedicarme de entero a la #creatividad, aprendí que las compañías quieren talentos, mentes innovadoras, pero no quieren cambiar sus estructuras. Pero ahora el juego se puso difícil, las empresas a la fuerza han cambiado de forma de trabajar y debemos desaprender para sobrevivir. Es ahí cuando debemos retirar los patrones y basar nuestras respuestas en nuevas formas de pensar y buscar la solución inmediata. Para dejarme entender, si tenemos un problema durante la cuarentena, queda claro que no podemos solucionarlo de la misma manera que lo hacíamos antes, ahora nos toca buscar nuevos recursos. Y entender que nada volverá a ser como antes, tampoco nuestras formar de solucionar las cosas.

Utilicé un ejercicio que hago dentro de los talleres de creatividad y es asociar diferentes conceptos. Hice el ejercicio con ciertos rubros y este fue el resultado:

¿Qué hacer?

1)Los hoteles se pueden convertir en centros de coworking, muchas empresas optarán por el trabajo remoto, pero para los empleados será complicado permanecer tanto tiempo en casa y podrán usar dichas instalaciones cercanas a sus hogares para tener una propia oficina sin llegar a las aglomeraciones.

2)El ejercicio inhouse y el estrés de haber estado tanto tiempo confinados, obligaran a las personas someterse a rehabilitación física y masajes terapéuticos. Convirtiendo los gimnasios en centros de rehabilitación física.

3)Los restaurantes se convertirán en grandes expendedores de comida, sus mesas y lugares de atención al público en centro de producción y atención para el delivery. Y otra idea de Andy Warhol, al final de esta nota.

4)Para los cantantes es ya no vivir de la gira, por el contrario, es estar más concentrados en generar sinergias, buenas composiciones y lanzamiento vía youtube/Spotify.

5)Las playas de estacionamiento se pueden transformar en centro de lavados de autos y cocheras de alquiler para vecinos aledaños. E inclusive ser alquiladas para ser autocines.

6)Las librerías tendrán que optimizar plataformas de venta online y buscar a los influencers literarios para promover libros.

7)Las marcas de ropa deberán reemplazar sus conceptos de noche o gala por ropa casual y más cómoda.

8)Las peluquerías deberán inmediatamente aliarse con una app para subir sus servicios y al mejor estilo de Uber, enviar un cosmiatra a la dirección. Aquí es donde las peluquerías con mejor reputación y trayectoria tendrán un impacto positivo de manera inmediata.

9)Ahora entramos en una disyuntiva si las APP por delivery deben funcionar, yo creo que Glovo y Rappi deben transformarse y convertirse en una pasarela de compra de productos. Es decir, utilizar su plataforma para alquilarlo a los establecimientos que no tengan un ecommerce y el % no sea aplicado al delivery,  sino por la compra. De pronto transformando el negocio, partiendo de la creatividad.

Algo que leí en el libro de Andy Warhol, un genio del arte para mí, quizás no por sus obras sino por su creatividad para venderlas. En una página de su libro nos dice: Realmente me gusta comer solo. Quiero poner una cadena de restaurantes para gente como yo, llamado “Andy-Mats”. El restaurante para solitarios. Recoges tu comida y te llevas tu bandeja a un reservado y miras la televisión. Solo. Aquí la respuesta a la pregunta de qué hacer con los grandes restaurantes. El arte siempre será nuestro mejor maestro, como lo hacía Leonardo Da Vinci para encontrar ideas maravillosas y era inspirándose en objetos sin conexión o al azar. Nos concentramos en dos rubros, productos y/o servicios que sean muy diferentes, no importa cuán lejanos sean, el cerebro va lograr una conexión.


Debemos ver el problema como un desafío creativo, apenas lo tengamos en nuestras manos debemos solucionarlo pero sin el mismo pensamiento de siempre, todo lo contrario. Requiere esfuerzo, pensar como un niño y usar desde lo más absurdo hasta lo más cuestionado, mientras más dibujes y escribas, más cerca te encontrarás.


Si quieres ver mis obras y desafíos creativos, visita mis redes en instagram y/o facebook.


*Bonus Track: una película donde la creatividad salva a un país "El niño que domó el viento".






Un trazo,

¡Buena Semana!

Menta Days. ---------------------------------------------

Bibliografía

Big Magic, Elizabeth Gilbert

Mi filosofía de la A a B y de B a A, Andy Warhol

Ágil Mente, Estanislao Bachrach

0 vistas